domingo, junio 10, 2007

ANCHORAGE 2007- UN BRINDIS POR LA VIDA


A pocos días del cierre de la 59ª reunión de la Comisión Ballenera Internacional (CBI) en Anchorage, Alaska, se respira un ambiente más alentador para los cetáceos en libertad, aquellos que habitan la vida salvaje.
Es que se puede hablar de un triunfo: la recuperación de la mayoría simple -en la votación anual del plenario internacional- de países proteccionistas

En 1946 la COMISIÓN BALLENERA INTERNACIONAL,instituyó un orden, una regulación en la industria ballenera. Se trata de un organismo internacional, donde los países miembros, acuerdan respetar ideas y prácticas respecto de la conservación e industria de las ballenas. La comisión ha estado trabajando por conseguir una mejor protección de los cetáceos, pero alguno de sus países miembros aún está a favor de su captura.


También fue concluyente la formación de un Bloque Latinoamericano durante la reunión, que sobresalió no sólo a través de los votos, sino también por la participación activa y protagónica de sus miembros a favor de la conservación, realizando varias intervenciones para contrarrestar los falsos argumentos expuestos por Japón para justificar la caza de cetáceos, con fines científicos.
(Grupo Buenos Aires, Argentina, Brasil, Chile, Costa Rica, Ecuador, Méjico, Panamá, Perú y Bélice)

La primera votación para la creación del Santuario Ballenero del Pacífico Sur, desde Ecuador hasta la Antártica, y del Santuario Ballenero del Atlántico Sur, desde Brasil al África y hasta el Polo Sur, tuvo un apoyo de 39 países contra 29, con 3 abstenciones.




Un Santuario es una categoría superior de protección de ecosistemas. El Santuario ballenero es un refugio donde está prohibida la cacería ó depredación, se promueve la investigación y estudio de los cetáceos, se impulsa el avistaje ó ecoturismo regulado de ballenas, la recreación, la terapia a campo abierto así como programas y actividades de concienciación ambiental y de vigilancia ciudadana



Los resultados más importantes que se obtuvieron en la CBI fueron:
Se aprobó una Resolución que refuerza y reafirma la prohibición a la caza comercial de ballenas, anulando la “Declaración de St. Kitts” lograda por los balleneros en el 2006, que manifestaba lo contrario.
Se recuperó la iniciativa de Argentina y Brasil de crear un Santuario Ballenero del Atlántico Sur para la recuperación y conservación de las especies de la región, que obtuvo la mayoría simple, pero no alcanzó al 75% de votos necesarios. El año que viene se intentará nuevamente.
Se aprobó una Resolución que pondera la utilización no letal de los cetáceos, mediante el turismo de avistamiento.
La CBI se pronunció claramente en contra de la cacería “científica” de Japón.

El concepto central que orientó la decisión es que se puede aprender más de las ballenas vivas, que de su cacería. No más matanzas de ballenas en nombre de la ciencia.
Aunque fue clara y contundente la mayoría conservacionista, el abstencionismo y votaciones del bloque de países aliados de los “cazadores”, obliga a redoblar las gestiones diplomáticas y movilizaciones ciudadanas con el propósito de sumar países como Uruguay, Venezuela, Colombia, Nicaragua, Guatemala y las pequeñas naciones del Caribe.
De esta manera llegaremos a Chile 2008 – la próxima reunión de la CBI – y podremos alcanzar el 75% de los votos necesarios para definir a la Comisión, como una organización conservacionista que permita promover el uso y la investigación científica NO LETAL.

Es importante destacar que la movilización ciudadana, las campañas públicas realizadas en el mundo fueron eventos fundamentales que definieron el resultado obtenido en Anchorage: la campaña I-GO, “San Valentín en la Embajada de Japón”, “Un regalo para Dinamarca”, “Lápidas en la Embajada de Nicaragua” “Ecuador decí no a la caza y votá”; “la Marcha azul por las ballenas” que se llevó a cabo en simultáneo en 52 países.

Hoy más que nunca debemos redoblar esfuerzos, PARTICIPAR, de la defensa de los recursos naturales y trabajar en este nuevo escenario previsto para el mundo, donde la humanidad logre la convivencia pacífica, armónica con los cetáceos, permitiendo amplios beneficios económicos para una diversidad de sectores que hoy requieren de nuevas y seguras formas de ingresos, que, además, dignifiquen los valores por la vida. Vale más la naturaleza viva que muerta…
Para finalizar, algo que no encaja en este pensamiento, este sentir argentino manifestado en la comunidad internacional, es la situación en cautiverio, para fines comerciales privados, donde la gente le paga a un privado para contemplar la agonía de orcas y delfines.

Diana Visintini .


FUNDACIÓN TIERRA SALVAJE- Junio 2007,
Fuente:
Milko Schvartzman Coordinador Campaña Océanos Greenpeace Argentina
Gabriel Despaigne, El Panamá América
- gracias Milko y Gabriel!

7 comentarios:

Ana dijo...

Gracias por informar. Y felicitaciones por los logros en nombre de las ballenas que veo desde la costa que habito cuando se dirigen al sur, rumbo a tus pagos.
Besote.

Nani dijo...

Brindemos por lo mejor q tiene la vida....la LIBERTAD!!! El poder ir y venir libremente.Vamos q juntos y unidos somos mas! y si q se puede!
Nani desde aca!

Anónimo dijo...

Y si! brindemos por lo mejor q tiene la vida...la LIBERTAD! esa recompensa tan preciada y q todos deseamos.
Salú, Nani...desde aca

Anónimo dijo...

Y si, brindemos por lo mejor q tiene la vida...la LIBERTAD!!! esa sueño tan preciado q "todos"deseamos!
Salú, Nani...desde acá

Matias dijo...

Hola!
Gracias por tu comentario y tu visita en mi pagina!.

Saludos para vos y los tuyos en Madryn!

:D

Patricio Schmidt dijo...

Diana
Un aplauso para los que soplan a favor del cielo
un silencio para nuestras hermanas del mar
las ballenas
Se me llena la cara de verguenza por la negra historia de nosotros con ellas
Cualquier cosa que se haga, tiene mi cariño y mi total apoyo
abrazos

Diana Visintini dijo...

la película de la ballena ...,
hay que hacer Patricio
abrazo náutico