miércoles, julio 29, 2009





Volver a casa

Siempre es una aventura, mi aventura: la vida.



Esta vez con una carga de afectos, en la caja de una Ranger flamante, rumbo al Sur. Ese Sur marcado por 4 estrellas brutales, por un cielo más brutal aún, donde los celestes cobran vida, y los vientos arremeten en la hondonada para tomar más impulso y resecar un poco más la piel ya marcada
por este clima agreste y salvaje.
Recorro, manejo, conduzco, tal vez por centésima vez esta ruta, en el transcurso de casi veinte años de vivir en la Patagonia. Nieve acumulada en las banquinas
y caminos bloqueados con más nieve …. La Pampa Húmeda blanca, las sierras de la Ventana, con pinceladas blancas, invitan a la foto, esa foto que no pudo ser.
Olvidé la camara.

Viedma es la noche cerrada, las calles con lodo, el Río Negro crecido….casi desbordado. Es la parada, es el descanso, un stop, una cena, una ducha a la mañana siguiente. Llenar el tanque de combustible….otra etapa, Viedma-San Antonio Oeste, y la radio local me acompaña,
Con sus personajes, y música popular…no tan de mi agrado,
Igual, me alegran la mañana….,

Me falta algo, la inspiración no llega .


Faltó, no hubo la anécdota, el cuento, una vivencia más allá de lo familiar….

Y sin embargo, algo quedó picando, así como una pelota de básquet llevada por el experto jugador, alli quedó algo en el aire… flotando…

Una bella y larga caminata por la costa sur del Golfo San José, agrega la cuota de aventura que faltó ese sábado ... van las fotos.... del miércoles 28 de Julio... a 144 años del desembarco de los galeses en la Patagonia..., todo una leyenda de coraje y esperanza.

2 comentarios:

bp dijo...

Assim,com tanta vida, só num planeta fantástico. Planeta Terra, o nosso? Creio que sim. Por onde andares, levas contigo o sopro de muitas vidas partilhadas por todos os sítios por onde andaste.

Um beijo do tamanho deste oceano, de norte a sul, com início no meio do mar, onde habito, eu e mais uns milhares de almas, de humanos.
Gosto muito de ti.
bjs

Joseba dijo...

No se si puedes imaginar la nostalgia de todo lo que cuentas. Despertarse cada mañana imaginando volver a despertarte allí. Leer los diários buscando noticias. Saber un poco mas de lo que dejaste atrás. Aunque fuera una pequeña anécdota, algo irrelevante, una tontería que hable de las personas y lugares que tanto añoras.
Gracias Diana, Pingüina, por hablarme lo que tanto añoro.